Variedad, percepción, calidad y exportación: Los tópicos principales del seminario “Arándanos en debate”

271

Talca fue el lugar escogido por la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex) para desarrollar el seminario “Arándanos en debate” esta semana. Durante el encuentro, especialistas chilenos e internacionales analizaron la nueva dinámica de este prolífero mercado.

La jornada también fue propicia para poner en perspectiva los retos que suponen la producción de esta fruta dentro del país, al tiempo que se miró de cerca todo lo que tiene que ver con los estándares de calidad y la creciente competitividad dentro y fuera de territorio chileno.

Uno de los primeros puntos abordados durante el conversatorio fue la calidad del arándano nacional. En ese sentido, Julia Pinto, gerente técnico del Comité de Arándanos de Chile, presentó una charla sobre la evolución de los atributos de este berrie.

Durante su intervención, Pinto difundió un estudio que realizó el organismo que representa. En el texto repasó la condición en la que llegan los arándanos chilenos a mercados tan sólidos como el estadounidense, el inglés o el alemán.

“El arándano chileno posee un alto reconocimiento por su sabor. En él existe un equilibrio en la relación sólidos solubles y acidez. Estas son características en las que nuestra fruta sobresale frente a sus competidores, pero hay que seguir mejorando el tema de la firmeza de la fruta”, subrayó Pinto del estudio.

Otra de las relatoras fue Pilar Bañados, quien en representación de la Universidad Católica de Chile habló de la evolución tecnológica en los arándanos. Al respecto, señaló cómo el rubro se ha ido trasladando desde los polos hacia regiones más tropicales.

Puntualizó que esto ha hecho que la competencia se incremente, además de que la fruta sea producida durante todo el año. Ejemplificó el hecho de que en épocas donde solo Chile vendía arándanos, ahora hay más actores en el mercado como competencia.

A Juicio de Bañados, la industria chilena del arándano debe moverse en la línea de mayores densidades, tener cada vez más plantas jóvenes, innovar en los sistemas de poda, y que los huertos sean mucho más bajos para su fácil manejo y cosecha.

Asimismo, mencionó que es necesario incorporar “nuevas y mejores variedades”, las cuales tengan la capacidad de viajar a los mercados más lejanos y aún así llegar en perfectas condiciones.

Bañados igual habló de la buena preparación de los suelos, que sean livianos en sustratos, que las plantas posean raíces livianas y poco agresivas, cosa que se puede lograr con una nutrición balanceada, aseguró.

Para la catedrática, en otras regiones del mundo se está dando una tendencia exitosa: Las plantaciones fuera de suelo. No citó modelos específicos, sin embargo, insistió de que se trata de técnica efectiva.

Variedad y percepción

El recambio varietal de los arándanos chilenos también fue uno de los puntos más discutidos durante el debate.  En ese contexto, Raúl Dastres, miembro de Valle Maule, expuso que “hoy en día debe haber un cambio de estándar. Estamos obligados a hacerlo, pero para lograrlo no se trata sólo de cambiar la variedad, sino que trabajarla correctamente”.

Añadió que “en definitiva, se trata de cambiar por la variedad correcta, donde es clave que con ella se logre la calidad correcta. La variedad debe ser evaluada y usada, asegurándonos que sean variedades que cumplan con el nuevo estándar de calidad que nos están pidiendo los mercados, que hoy nos piden hoy una “manzana azul”, donde prime la firmeza y la crocancia”.

Para analizar la percepción que tienen los mercados internacionales sobre el producto que compran en Chile, John Grey, director comercial de Angus Soft Fruits, ayudó a visualizarlo con su intervención durante el encuentro.

“Sigo creyendo que el arándano de Chile es el mejor para comer en el mundo, pero su calidad ha tenido una caída que debe recuperar, especialmente en firmeza y homogeneidad de calidad. Si no se logra esto, la fruta tiene menos tiempo para ser exhibida en góndola, y cuando la experiencia no es buena el consumidor no vuelve”, recalcó Grey.

Agregó que el mercado europeo, en el especial el del Reino Unido (el cual citó como el de mayor importancia para el país) apreciaría si desde Chile se hicieran mayores esfuerzos para mejorar los tiempos de llegada de la fruta. Para eso, dijo, es preciso contar con una logística de transporte más eficiente.

Grey afirmó que Estados Unidos pronto dejará de ser el principal consumidor de arándanos en el mundo debido a la altísima tendencia en su ingesta, esto a que es asociado con alimentación sana. Vaticinó que Europa y Asia serán los principales mercados, pero no mencionó en qué tiempo.

En términos generales, los expositores que se refirieron al tema de la percepción coincidieron en la buena reputación y el reconocimiento del que goza el arándano chileno en todo el mundo. Sin embargo, recalcaron los desafíos que aún deben ser sorteados.

La exportación

Los arándanos de Chile tienen gran demanda en los Estados Unidos, principal destino de exportación del rubro. Es por ello que José Díaz, sourcing manager de Walmart, profundizó sobre el tema durante el seminario “Arándanos en debate”.

Díaz mencionó que los principales valores que Walmart toma en cuenta son precio, disponibilidad y abastecimiento continuo. Indicó que, en cuanto al costo, se está dando una tendencia que mientras mayor sea el abastecimiento de la fruta, los precios serán más estables durante el año.

Según los datos que aportó Díaz, el arándano es la octava fruta de mayor consumo en el “monstruo” de Norteamérica. “Su consumo está por encima del 40 % y tiene muchísimo espacio para crecer, sobre todo en su modalidad orgánica que presentó un incremento de 39 % ingesta”, destacó.

En cuanto a segregación de mercado, Díaz precisó que son las mujeres las que mayor consumen arándanos en Estados Unidos. Detalló que el sexo femenino ocupa un 53 %, frente a 37 % de hombres norteamericanos que comen estos berries.

Resaltó el incremento en la incidencia de consumo de arándanos entre comunidades como la hispana y la afroamericana, mientras que habló de lo poco que los asiáticos que residen en Estados Unidos consumen los arándanos.

Entretanto, el director de Agroberries, Jorge Andrés Varela, expuso el tema “Escenario Mundial de la Industria del Arándano, Oportunidades y Desafíos para Chile”, vitrina desde donde repasó la relevancia en el incremento de los volúmenes de producción de este berrie, especialmente por la aparición de competidores como España, Marruecos y Perú.

Pese a que énfasis en que productores “veteranos” como Estados Unidos y Chile gozaron de crecimientos de 22 % y 40 % durante la última temporada respectivamente, hay otros que les están siguiendo los pasos muy de cerca.

“España creció 200%, Marruecos 650%, México 800% y Perú 70000%. Nosotros seguimos muy por delante, pero hay que mirar qué está pasando con los altos costos de operación, situación que por otro lado favorece a Perú, por ejemplo”, explicó.

Varela hizo hincapié en que “el consumo evoluciona desde tener disponibilidad del producto, lo cual hoy existe, hacia buscar dentro de esta oferta la calidad. Una vez que el consumidor tiene la calidad, viene la experiencia de consumo”.

Opinó que esa experiencia de consumo está ligada a factores como que está dada por el embalaje, el etiquetado, la sustentabilidad, la responsabilidad social, entre otras. Finalizó diciendo que la fortaleza que tiene Chile para seguir compitiendo recae en la madurez y experiencia de su industria.