Seminarios Internacionales Blueberries: Marruecos, septiembre 2020

El Seminario Internacional que se realizará en Marruecos, en septiembre de 2020, está generando muchas expectativas. Se despierta el interés de conocer de una realidad distinta para los productores latinoamericanos, y muy importante para los diferentes actores de la industria del arándano, ya que Marruecos se vislumbra como actor estratégico en el mapa de la industria exportadora del arándano.

A medida que el tamaño y alcances del mapa del cultivo del arándano en el mundo se ha ido extendiendo, las distancias a su vez se han acortado. Actualmente, un productor chileno, peruano o mexicano, valora la experiencia de conocer o adquirir conocimientos de otros actores muy distintos porque ha aprendido que ambos son parte del mismo mercado mundial y dependen del gusto o preferencias de los mismos consumidores, y porque el tiempo ha demostrado que conocer de la experiencia y realidad de los demás competidores, por lejanos o diferentes que éstos sean, enriquece las prácticas propias y profundiza el conocimiento y la información respecto al cultivo en distintas condiciones de producción, lo que colabora directamente al desarrollo de la actividad propia o local. 

Es el caso de visitar Marruecos, una industria emergente de sólo una década de experiencia, que es muy singular en sus condiciones de clima y suelo, y que abastece a un total de 30 países receptores, entre ellos 16 países de la Unión Europea, los países del Golfo, Australia, África del Norte y América Latina. 

Marruecos mantiene una industria vigorosa y en pleno crecimiento, lo que ha ocasionado problemas a otros actores de la industria de fruta fresca, como España, con quien comparte gran parte de las ventanas comerciales. Este protagonismo en los principales mercados está vinculado a la proximidad geográfica con Europa; su buena disponibilidad de recursos hídricos; sus condiciones climáticas favorables; abundante mano de obra calificada; técnicas de control de producción; filiales de producción de algunas empresas europeas en Marruecos; y la existencia de incentivos estatales para la inversión. 

Será muy interesante visitar una industria joven y vigorosa, con condiciones estratégicas muy favorables debido a su ubicación en el mapa mundial de la economía. Conocer también en terreno las claves de su desarrollo y de los distintos tipos de manejos en un clima y suelos desconocidos para la mayoría de los actores de la industria frutícola americana y mundial. 

El Seminario Internacional de septiembre en Marruecos permitirá también conocer de nuevas tecnologías aplicadas para enfrentar escenarios distintos del cultivo, pero que pueden ser perfectamente aplicables a nuestras realidades locales, sobre todo en una situación de escasez hídrica y cambio climático prolongado como el que vivimos. 

Somos parte de una industria global, con límites geográficos casi inexistentes, poseedores de un conocimiento universal respecto al cultivo que se enriquece con estos encuentros, con protocolos de calidad y condición del producto casi estandarizados y sobre todo, proveedores de consumidores comunes, por esto y mucho más, nos encontramos en Marruecos en septiembre 2020.