Semanas fuertes de arándanos chilenos en EE.UU. bajan precios a niveles preocupantes

410

En plena temporada de arándanos chilenos, fuentes de la industria se refirieron al desarrollo de la campaña, la baja en precios producto de los grandes volúmenes enviados a EE.UU. y los problemas de calidad que han estado presentando algunos lotes al arribar a los mercados de destino.

De acuerdo con Raúl Dastres presidente de Valle Maule, hasta el momento “ha sido una temporada dentro de lo que uno podría esperar, tanto en las cosas buenas, como las malas”.

Si bien la granizada a mediados de noviembre afectó a los cultivos, y nuestros volúmenes como empresa, no tuvo un impacto mayor en los volúmenes totales, según comentó Dastres.

Destacó que si bien los mercados han estado estables hasta ahora, Estados Unidos, el mercado más relevante para esta categoría, ha sido algo distinto.

Habría que dividir la campaña en dos secciones, con la primera buena en términos de precios, previo a los envíos grandes a EE.UU., y con la segunda más bien preocupante, partiendo con los grandes arribos, comentó.

“Ya cuando empiezan a llegar los volúmenes, EE.UU. como es normal destiñe bastante, al llevar los precios a consumidor a niveles más masivos, con lo que los precios caen y es difícil esperar retornos atractivos para Chile. Al menos en relación a lo que uno quisiera”.

Lo anterior fue reafirmado por Sebastián Carmona Gerente General de CarSol, quien indicó que “estamos en las semanas más pesadas de la temporada en EE.UU., aunque los precios están empezando a repuntar en Europa y Asia con algunos altos y bajos”.

En esa línea, Dastres explicó que para ellos en Europa la situación es un tanto diferente.

“Es un mercado mucho más estable…y que ha tenido un crecimiento importante en los últimos tres años. De hecho, yo diría que estamos con niveles de precios más altos que los que teníamos cuatro años atrás, aunque sean menores que los del año pasado”.

“Dentro de la fruta de buena calidad, dentro de la fruta que no tiene problemas, hay retornos, que uno podría esperar de Europa que superan en más del 50% lo que llega al final de EE.UU.”.

Felipe Juillerat de Hortifrut comentó que, según estimaciones de la industria hasta la semana 4 se iba en alrededor del 70%-75% de la temporada, por lo que se esperaba que la campaña chilena cumpliera la estimación general de los volúmenes que se iban a exportar.

De hecho, de acuerdo con un reporte del Comité de Arándanos enviado en la semana 4, “durante la semana 03 se exportaron 10.437 toneladas métricas (TM). El total acumulado a la fecha es de 77.603 TM, estimándose un avance del 77% en base al estimado”.

Agregaron en el informe que “es muy posible que el volumen final sea 5% mayor que el estimado después del granizo y se alcancen las 105 a 108 mil TM” para esta campaña.

Juillerat explicó, además, que en lo que ha sido el comportamiento de los mercados en particular lo que ocurre con Argentina y Perú, ha sido un traslape que beneficia a Chile.

“Perú empieza a bajar los volúmenes hacia fines de noviembre… lo mismo hace Argentina y en esa época Chile empieza a subir sus volúmenes de exportación”.

“Entonces se genera una transición que en general es bastante buena, porque se van puliendo las curvas de demanda iniciales en la temporada de agosto a diciembre y después Chile toma de diciembre a marzo”.

Añadió que, si bien los volúmenes de Perú han ido creciendo, estos han capturado una ventana temprana, donde no está Chile, lo que también ha ayudado a aumentar la demanda en la época de Chile, ya que genera una inercia positiva.

De hecho, según indicó Carmona, “Perú ha aumentado la demanda, en el sentido de que el mundo está consumiendo más arándanos semanalmente” y eso sería gracias a ellos.

Calidad en destino

Uno de los desafíos a los que se han enfrentado lo exportadores chilenos en esta campaña ha sido el tema de la calidad de la fruta en destino.

Si bien ninguno de los representantes de la industria afirmó tener ese problema, sí destacaron que ha sido algo que se ha estado conversando entre los exportadores.

Según indicó Dastres, algunos lotes de arándanos presentarían problemas de pudrición al arribar a los mercados, lo que algunos atribuyen a excesiva lluvia en la época de floración.

“Hay una presencia de pudrición y de problemas de condición en destino que no es menor en Europa y que tiene que ver, por lo menos en mi opinión, con el régimen de lluvias que tuvimos durante toda la primavera”, señaló Dastres.

Agregó que eso podría generar problemas a futuro, ya que “hay una percepción hoy día en el mercado de que la fruta de Chile no está siendo confiable”.

Pese a ello, no todos han sufrido de dicho problema. Carmona remarcó que “estamos satisfechos con las llegadas de nuestra fruta a destino hasta el minuto, no hemos tenido problemas que lamentar”.

Sí indicó que están con menores volúmenes a lo esperado en algunas variedades, pero todo en función de lo que tenían considerado.

Asia emergente

Si bien la exportación a Asia no es algo nuevo para la fruta chilena, lo usual es que lo productos se envíen a China, situación que está cambiando a medida que algunos exportadores comienzan a evaluar países como Corea, Vietnam, Taiwán, entre otros.

Juillerat comentó que, en esa línea, si bien aún no se llega a un punto alto de demanda, como ocurre con las cerezas, si hay una curiosidad por los arándanos.

“De a poco están empezando a conocer el producto, no te diría que a demandarlo o a consumirlo en grandes cantidades, pero a conocerlo”.

Añadió que eso iba a beneficiar a toda la categoría de arándanos, no solo a la convencional, sino que también a los orgánicos.

“Sin duda ha ido aumentando la producción orgánica desde Chile y vemos sin duda, que hay algunos mercados que definitivamente las tasas de crecimiento por ese tipo de productos son mayores a otras”, destacó.

“El orgánico, en los últimos 5 o 6 años ha ido creciendo paulatinamente en términos de demanda”.