Puertos del Biobío: Alternativas para las exportaciones argentinas a Asia

39

Los puertos chilenos de la región del Biobío, como las terminales de Puerto Coronel, San Vicente Terminal Internacional (SVTI) y DP World Lirquén, se han convertido en una alternativa logística para los productores y empresarios argentinos interesados en proyectarse hacia el mercado asiático.

Rodrigo Schilling, gerente comercial de Puerto Coronel, ha informado que “la carga argentina es mayormente fruta y al cierre del primer semestre llegó a los 1.200 contenedores, ubicándose en línea con lo proyectado. A pesar de que la producción frutícola del Valle de Neuquén viene a la baja desde hace varios años por factores económicos internos, las exportaciones que salen por puertos chilenos están creciendo en forma sostenida porque Argentina está apostando muy fuerte por el mercado asiático, especialmente China”, destacó.

Según Gloria Romero, jefa comercial de SVTI, durante el año 2018, los puertos de la región del Biobío consiguieron transferir 2.500 contenedores desde Argentina, mientras que en lo que va de año, la cifra ya supera los 3.000.

En relación con sus perspectivas de seguir consolidando este tipo de servicios para cargas argentinas, resaltó que “SVTI se proyecta como una alternativa real y con ventajas comparativas con respecto a otros puertos. Hemos invertido en infraestructura de última generación que nos permite ofrecer un servicio más rápido, eficiente y seguro”. Además, indicó que la terminal –ubicada en la Bahía de San Vicente– posee una importante infraestructura que permite atender tanto cargas dry como reefer, a lo que se suma la capacitación de su personal para consolidar distintos formatos de carga.

Desde DP World Lirquén, han informado que el tiempo de tránsito que ofrecen para las cargas argentinas con destino a Asia es menor al que tienen hoy saliendo de los puertos de Argentina.

Desde las autoridades portuarias han destacado el rol de las autoridades regionales “como motores para generar condiciones de eficiencia y confiabilidad en los procesos de exportación e importación, lo que nos permite hoy como región poder agregar valor a la cadena logística del comercio exterior”.