Puerto de Virginia completa programa de tratamiento en frío del USDA y se abre a importaciones de productos frescos

20

Tras completar el programa piloto de tratamiento de frío en el sureste de Estados Unidos del Departamento de Agricultura (USDA), los importadores de productos frescos de países sudamericanos podrán mover su carga a través del Puerto de Virginia.

La aprobación viene de la mano con el esfuerzo que ha realizado el puerto por ampliar su capacidad de manejo de carga refrigerada, según indicó la compañía

El puerto está invirtiendo USD 700 millones para aumentar la capacidad en sus dos terminales de contenedores principales, Virginia International Gateway (VIG) y Norfolk International Terminals (NIT). La inversión incluye más espacio para carga refrigerada en cada terminal.

Según señaló John F. Reinhart, CEO y director ejecutivo de la Autoridad Portuaria de Virginia, “somos el principal exportador de verduras de la costa este de los Estados Unidos, y esta designación nos posiciona para lograr el mismo éxito con la fruta importada”.

Agregó que “esto es importante para los gerentes de logística y cadena de suministro que importan productos agrícolas porque significa que esta carga llegará a su mercado más rápidamente”.

El terminal marítimo también tiene la capacidad de manejar carga refrigerada en la barcaza Richmond Express, que une las terminales del puerto de Norfolk con la terminal marina de Richmond (RMT) con servicio tres veces por semana. En 2017, el puerto invirtió en una unidad de alimentación de 40 enchufes para la barcaza.

“Hay usuarios de RMT que utilizan la barcaza para mover la carga refrigerada, y el interés en ese servicio continúa creciendo”, destacó Reinhart.

Añadió que “el trabajo que estamos haciendo en esta área de negocios está ayudando a diversificar nuestra combinación de carga y construir un futuro sostenible para este puerto”.

En octubre de 2017, el puerto comenzó a participar en el programa piloto del USDA que permitía la importación de ciertas frutas frescas refrigeradas de América del Sur. Bajo el programa, Virginia podría importar cargas de arándanos, cítricos y uvas tratados con frío de Perú; arándanos y uvas de uruguay; y manzanas, arándanos y peras desde Argentina. La aprobación, que se distribuyó esta semana, entró en vigencia de forma inmediata.

Dentro de los beneficios que trae la nueva designación están los menores costos de transporte, una vida útil más larga para los productos frescos, precios más bajos en el retail y beneficios ambientales por la reducción del transporte relacionado con las emisiones.

El programa permite que las importaciones en contenedores ingresen al puerto directamente, después de completar un proceso de tratamiento de frío de dos semanas, como salvaguardia contra las moscas de la fruta y otras plagas, así como la adquisición de todas las autorizaciones de descarga necesarias antes de la llegada del envío al puerto.