Prevén que el cultivo de arándano siga creciendo a nivel mundial y lo hará en sistema hidropónico

553

Los expertos auguran un auge del cultivo de arándano a nivel mundial y fundamentalmente en aquellos países que ya son productores como España, Marruecos y los países Iberoamericanos. Y una de las claves de este crecimiento es el sistema hidropónico, pues «es y seguirá siendo el que se vaya implantando relacionado con este cultivo», asegura la profesora María del Carmen Salas, ingeniera agrónoma del doctorado de Agricultura Protegida de la Universidad de Almería. La profesora Salas ha añadido que una de las características más destacadas del hidropónico es que «se pueden adelantar las producciones».

Salas ha sido una de las pocas participantes españolas en el XVII Seminario Internacional de Blueberrries en Sevilla que ha organizado Blueberries Consulting, y del que agrodiariohuelva es media partner.

Este seminario ha reunido en Sevilla a expertos de diversas partes del mundo, fundamentalmente americanos, para analizar la cadena de producción mundial del cultivo del arándano de forma monográfica.

Salas ha reconocido, sin embargo, que en España y fundamentalmente en Huelva, el cultivo hidropónico es más bien escaso, aunque, insiste, en que crecerá.

La mayor parte de producción de arándano en España se localiza en Huelva, aunque también existen producciones en Galicia y Asturias.

La profesora Salas señala que el sistema hidropónicoes una fórmula «cómoda» para los productores que ya ha superado la barrera de utilidad de cuatro años, que hace unos años ponía en tela de juicio la rentabilidad del sistema. El contacto directo que tiene con productores le ha demostrado que los cultivos pueden utilizar el mismo saco hasta 10 ó 12 años e incluso más tiempo, «aunque al final ya no hay tierra sino un cúmulo de raíces, porque es imposible que sea de otra forma; sin embargo la planta sigue siendo productiva, que es lo importante, y se mantiene», ha explicado a agrodiariohuelva.

Entre las ventajas del hidropónico, Salas ha subrayado la precocidad, además se logran producciones mucho más homogéneas que en tierra, se controlan mejor las enfermedades al tener un espacio reducido de trabajo y se obtiene más calidad del suelo.

La profesora Salas entiende que, en principio, puede ser un sistema algo más técnico y complicado pero «sólo hasta que el técnico se familiariza con el sistema, pues a la larga la gestión es mucho más sencilla que en suelo».

Sobre el tipo de sustrato a utilizar, María del Carmen Salas ha asegurado que existe un amplio abanico de soluciones y ha añadido que una de las claves para lograr buenos resultados es controlar la acidez del Ph.

Otro de los participantes en el Seminario ha sido Gerard W. Krewer de la Universidad americana de Georgia y consultor internacional. Este ha participado con dos ponencias, una sobre nutrición orgánica y convencional y otra sobre reguladores de crecimiento en arándanos de bajos requerimientos de frío.

Este Seminario monográfico en Sevilla ha contado con unos 300 participantes y una veintena de expositores entre los que se encontraban Unitec, FibreDust Europe y Pindstrup