Perú pierde más del 33% de los alimentos que produce por mal uso de la cadena de frío

Debido a este problema, en nuestro país se pierde un promedio de 12% del total de papas que se producen. Mejorar la cadena de frío puede ayudar a alimentar a 2 millones de peruanos.

A propósito de la celebración del primer Día Mundial de la Refrigeración el pasado 26 de junio, diversas entidades reflexionaron sobre un problema global que mantiene en situación de hambre a casi mil millones de seres humanos. Se trata del desperdicio de alimentos, una de cuyas causas es la ausencia o mal uso de la cadena de frío en la gestión de estos productos.

De acuerdo con cifras proporcionadas por la FAO, cerca de 1.300 millones de toneladas de comida se echan a la basura en nuestro planeta, mientras el 50% de la población se encuentra subalimentada. Es una realidad de la que Perú no escapa, pues presenta 4 millones de personas en condición de pobreza (según estadísticas de la ONU de 2018) y alcanza las 2.5 millones que padecen hambre (FAO, 2016). Esto contrasta con las cifras que revelan que en nuestro país el desperdicio de alimentos alcanza las 9 millones de toneladas, que podrían alimentar a 2 millones de peruanos.

Expertos de la industria de la refrigeración han discutido a propósito de esta fecha sobre el impacto social de este hecho ya que el factor de refrigeración es crítico en la conservación de los alimentos, especialmente los frescos. Así, en Perú se pierden entre 8.3% y 12% de las papas que se producen. Además, se calcula que a nivel mundial no se llega a utilizar el 30% de los cereales; del 40% al 50% de raíces, frutas y semillas oleaginosas; el 20% de carnes y productos lácteos; y el 35% de los pescados.

Eve Crowley, funcionaria de la FAO, recomendó por ello a los consumidores solo adquirir en las ferias o supermercados la cantidad de alimentos que se piense preparar. “Organice su refrigerador para poner las cosas que uno tiene que comer primero, más arriba y en un lugar más visible”, apuntó. Agregó que Europa, Estados Unidos, Japón, China y Australia desperdician alimentos, sobre todo durante la distribución y en el último eslabón de la cadena, el consumidor. En tanto que en países de menores ingresos la pérdida de alimentos se produce en todos los eslabones de la cadena alimentaria.

¿De qué maneras se desperdicia la comida?
Son varias las maneras en que los alimentos se desperdician, pero entre las razones más comunes se encuentran la eliminación de productos frescos de la cadena de suministro porque no cumplen los estándares de tamaño, color, sabor, entre otros; el descarte que hacen minoristas y consumidores de alimentos próximos a la fecha de consumo preferente o que la han superado; y las grandes cantidades de alimentos comestibles sanos que no se usan, se dejan y se descartan de cocinas domésticas y establecimientos de comidas.

En nuestro país, la Escuela Peruana de Refrigeración resalta que el Día Mundial de la Refrigeración ayuda a concientizar a la comunidad internacional sobre el papel de esta industria en el apoyo a la vida moderna y desarrollo social. Destacan que la aplicación y mejoramiento de la cadena de frío puede ayudar a que se evite el desperdicio y alimentar a 2 millones de peruanos.

Asociaciones empresariales y profesionales de Estados Unidos, India, Pakistán, Tailandia, Australia, África, Oriente Medio y de toda Europa, apoyan de manera formal esta celebración.