La resistencia es la clave para las cosechas mecanizadas

314

La expansión del mercado de los arándanos es un hecho. Cada vez son más mayores las variedades del rubro, además de que las exigencias del consumidor suponen grandes retos para quienes se dedican a la producción de la fruta.

Tal es el caso de la empresa estadounidense Oregon Blueberry Farm & Nursery, quienes durante los 40 años que llevan dentro del mercado, han invertido importantes cifras de dinero para la investigación y mejora de sus cosechas.

Jon Horton, director de desarrollo corporativo y gerente de ventas de la empresa, aseguró que uno de los desafíos más grandes para su organización ha sido presentar un producto final mucho más fresco, tomando en cuenta que utilizan máquinas para recoger los arándanos de los terrenos.

“Uno de los puntos clave es ser consistentes con la entrega del arándano, porque hay cosechas que pueden salir muy bien y otras no. Es por eso que nosotros hemos invertido en descifrar cómo hacer de los arándanos una fruta cada vez más estable y resistente”, afirmó Horton.

Horton dijo que se debe caminar hacia una dirección en la que los berries tengan una piel más firme, además de que presenten una mayor cantidad de sólidos, características que para él se traducen en una resistencia que permitirá lograr cosechas con mayor resistencia.

Variedades

Oregon Blueberry Farm & Nursery busca mantener su liderazgo en la producción del arándano ¿Pero en qué se están enfocando en hacerlo posible? Según Jon Horton, es el estudio genético de la fruta para hacerla un poco más “masiva”.

Horton explicó que su enfoque principal es la resistencia, por lo que están ideando una variedad amplia de los berries, de modo que estos sean capaces de desarrollar su potencial completo en cualquier clima.

“Sudamérica, por ejemplo, se ha convertido en un buen mercado de exportación del arándano, por lo que es vital que ese producto resista los largos viajes hasta los anaqueles, y sea presentada fresca al consumidor final”, enfatizó Horton.

Entre las variedades que Oregon Blueberry Farm & Nursery está buscando mejorar destaca la Titaninum y MegasBlue, las cuales han sido estudiadas por los científicos de la empresa desde el año 2005, según Jon Horton.

El vocero de la organización señaló que entre las virtudes de estas dos variedades de arándanos está el hecho de que son capaces de resistir climas extremos como inviernos muy fríos o latitudes en donde lo caluroso y seco es lo imperativo.