Julian Beaver, de Korvan Chile Ltda.: “La primera ventaja de la cosecha mecanizada es que se reduce de 106 jornadas laborales a 3 por hectárea, y la segunda es que se cosecha sólo por madurez y no por color”

1339

Julian Beaver es Gerente de Korvan Chile, una importadora holandesa que desde hace veinte años trae a Chile máquinas cosechadoras, tanto automotrices como accionadas por tractor. Sus productos prestan servicios desde Curicó hasta Osorno y extendiéndose a otras regiones.

El señor Beaver conversó con Blueberrieschile.cl en el marco del “Primer Seminario Internacional de Blueberries: Nuevas alternativas técnicas y de comercialización de la industria”, realizado el pasado 28 de agosto en el Centro de Conferencias Monticello, y organizado por Blueberrieschile.cl y AGQ. Al respecto, señaló que generalmente cuando se habla de cosecha mecanizada en este tipo de eventos, lo hacen personas que no están directamente ligadas con la maquinaria ni con la cosecha misma, ya que lo hacen investigadores o expertos académicos. Él plantea que estas exposiciones las debieran hacer los propios importadores de maquinarias o los productores que sí han cosechado de esta forma, por lo que su testimonio sería más directo y veraz.

Su gran crítica al medio es que los productores no se informan y se dejan llevar por lo que otros dicen sin haber investigado ni haber tenido ninguna experiencia con este tipo de cosecha.

“Si son productores y no han buscado información sobre la cosecha mecanizada es que les falta…. …ciencia… …les falta información, porque esa debiera ser la primera preocupación de los productores, esa debiera ser una búsqueda eterna del productor, para ser más eficientes y bajar los costos” reclama y agrega que “si uno se mete a Google y pone cosecha mecanizada, le aparecen veinte contenidos que puede consultar”.

Hay que aclarar sin embargo, que si bien aparecen varios contenidos respecto a la cosecha mecanizada en Internet, los análisis o estudios más nuevos al respecto están cerrados para todo público y sólo pueden acceder los suscriptores de esas páginas, o hay que pagar para verlos. Son muy pocos los que están abiertos a todo público.

La cosecha mecanizada de arándanos efectivamente es el método que implica un menor costo para el productor en el proceso de recolección de fruta. Actualmente es en Estados Unidos en donde más se usa este tipo de cosecha y es tradicionalmente utilizada para el arándano Highbush.

Por su parte, Cort Brazelton gerente de Fall Creek Farm & Nursery, hace unos meses aseguraba que los productores de arándanos cada vez más incorporan esta tecnología en sus cultivos, evaluando “si es viable para las ventas en el mercado en fresco”.

Brazelton explicaba que “la escasez de mano de obra en la mayoría de las regiones productoras ha llevado a los productores a buscar alternativas efectivas en costo para cosechar sus cultivos…y porque la situación de la mano de obra no mejorará”.

Cort Brazelton se manifiesta de acuerdo en que el deseo universal de la industria es el hallazgo de un sistema definitivo y confiable que permita hacer un cambio hacia la utilización de esta tecnología y explica que actualmente existen programas públicos y privados que están enfocados en desarrollar variedades más adecuadas para la cosecha mecanizada, tanto para el mercado en fresco como para procesado. Al mismo tiempo, asegura que las empresas manufactureras de maquinaria están conscientes de la necesidad de mejorar los equipos para minimizar el impacto negativo en la calidad de la fruta.

Pensando a futuro, Brazelton indica que los productores debieran preguntarse si debieran diseñar sus cultivos y prepararlos para la cosecha mecanizada, independiente de si el cultivo es para fresco o procesado, y por otro lado debieran preguntarse si están en conocimiento de las mejores tecnologías para cosecha mecanizada y sistemas de postcosecha, porque su visión del futuro inmediato de la industria es  que “La dirección de la industria de arándanos es clara: variedades más productivas, mayor firmeza, fruta que sea adecuada para la cosecha mecanizada, tanto para fresco como para procesado. Los productores deben estar preparados para invertir y ser capaces de adoptar nuevas herramientas, sistemas e innovación, al tiempo que nuestra industria evoluciona”.

Julian Beaver, por su parte destaca las razones principales de considerar la cosecha mecanizada como alternativa en el futuro inmediato, ya que la primera ventaja de la cosecha mecanizada es que se reduce de 106 jornadas laborales a 3 por hectárea,  por lo que los costos de producción se reducen considerablemente, además de enfrentar el gran problema de la escasez de mano de obra. La segunda ventaja que él destaca respecto a la cosecha manual es que mecánicamente se cosecha sólo por madurez y no por color, ya que el color lleva a engaño y el sistema de palillo de la máquina asegura que la recolección del fruto sea sólo aquel que está en condiciones de madurez para ser cosechado.

“Actualmente los costos de la cosecha manual de arándanos es de US$1.20 por kilo, y con la cosecha mecanizada en los primeros cuatro años es de US$0.25, mientras la máquina se amortiza, porque luego del quinto año es mucho menor que eso” enfatiza, y nos recuerda sonriendo que “hablaré con los organizadores para que en el próximo Seminario de Blueberries venga yo a exponer sobre las ventajas de la cosecha mecanizada”.

 

Fuente: Blueberrieschile.cl