Jalisco sigue liderando la producción de arándanos en México

Del total de superficie que abarca la producción de arándanos en México, menos de la mitad (43%) se cultiva a cielo abierto. Luego, alrededor de un 6% se cultiva bajo mallas sombra y el 50% restante se cultiva bajo cobertura o macrotúneles.

Según el último Informe del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera de México (SIAP), durante el 2019 se reportó una superficie total sembrada de arándanos en México de un poco más de 3.786 hectáreas, localizadas en los estados de Jalisco, Michoacán, Sinaloa y Puebla, aunque el 50% de la superficie sembrada de arándanos, o blueberry, se encuentra en el estado de Jalisco, específicamente en los municipios de Zapotlán el Grande, Zalpoltictic, Tuxpan y Tala.

Esta superficie corresponde a la totalidad de la producción, de forma convencional y orgánica, aunque esta última sólo representa una cantidad de 132 hectáreas, lo que equivale a un 3.5% del total de la superficie sembrada en el país. Hay que destacar sin embargo que los valores de retorno económico de la producción de arándanos obtenida en la modalidad orgánica es mucho mayor comparada con la modalidad tradicional o convencional.

Ciertamente esta diferencia en los valores de la producción orgánica, versus la convencional, se debe a que el proceso de producción es más costoso, debido a que las recibidoras y certificadoras de fruta establecen listas de insumos permitidos, en la perspectiva de la sostenibilidad de la agricultura intensiva o industrial. En este marco, en la producción orgánica de arándanos se utiliza el control biológico para mitigar los daños provocados por las plagas.

Del total de superficie que abarca la producción de arándanos en México, menos de la mitad (43%) se cultiva a cielo abierto. Luego, alrededor de un 6% se cultiva bajo mallas sombra y el 50% restante se cultiva bajo cobertura o macrotúneles.

Respecto al riego, el 94% de la superficie sembrada de arándanos en México, cuenta con sistemas de riego mecanizado, lo que permite asegurar el abastecimiento hídrico constante a las plantas, a través del riego por goteo.

El estado de Michoacán tiene una superficie sembrada de arándanos de 603 hectáreas, lo que equivale a un 16% del total de la superficie, y se encuentra en los municipios de Los reyes, Tangancícuaro y Salvador Escalante. Respecto a Sinaloa, este estado posee 450 hectáreas, equivalente a un 12% del total de arándano azul en México. Todas las hectáreas sembradas en este estado se encuentran en el municipio de El Fuerte. Finalmente, en el estado de Baja California existen 285 hectáreas, representando un 7.5% del total, muy similar a la superficie de Puebla, con 233 hectáreas y de Colima, con 239 hectáreas de arándanos sembrados.

Según reporta el SIAP, esta superficie sembrada en México produjo un total de 40.251 toneladas, destacándose los cultivos que producen en el estado de Sinaloa, que lograron 18 toneladas por hectárea, aunque también es la zona con menos retorno económico, debido a que la tonelada en Sinaloa sólo alcanzó un valor de 32.000 MXM (USD1700), mientras que el promedio del resto del país fue de 52.570 MXM (USD2800) por tonelada de fruta. El más alto valor lo alcanzó Baja California con 124.264 MXM (USD6600).