Inspección SAG aumentó casi un 28% en Sitio Teno

24

El pasado 31 de Julio cerró sus instalaciones, por la presente temporada, el Sitio de Inspección fitosanitaria de Teno, el cual registró un aumento de un 27.6% en el total de cajas de fruta fresca inspeccionadas por el SAG con destino al mercado norteamericano.

El funcionamiento de este lugar se da gracias al trabajo mancomunado entre el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA/APHIS), la Asociación de Exportadores de Chile (ASOEX) y el SAG, que tienen por objetivo permitir la exportación de fruta en óptimas condiciones fitosanitarias al mercado norteamericano.

Durante la temporada 2017/2018 en el Sitio Teno se inspeccionaron 6.439.478 cajas de fruta, siendo las principales especies manzanas, cerezas y arándanos; mientras que la presente temporada 2018/2019 fueron 8.216.728 cajas todas con destino Estados Unidos.

Al respecto, el director regional del SAG, Luis Fernando Pinochet, señaló que “en este sitio de inspección se realiza una importante labor que es la de certificar la condición fitosanitaria de la fruta que se envía específicamente a Estados Unidos. Por ello es relevante mencionar que para la presente temporada hemos tenido un aumento significativo en la cantidad de cajas inspeccionadas, lo que demuestra también el dinamismo del sector agrícola de nuestra región”.

Cabe mencionar que actualmente el SAG en sus instalaciones en Teno, proporciona servicios de inspección a 94 empresas exportadoras del país, desde la región Metropolitana al sur. Esta actividad se complementa con el trabajo de similares características que realizan los sitios de inspección Lo Herrera, ubicado en la región Metropolitana, Sitio Los Lirios, ubicado en O’Higgins, y Cabrero en la región de Biobío.

Inspección conjunta

Respecto del trabajo que se realiza en este lugar, el Encargado Regional de Protección Agrícola y Forestal del SAG, Eric Paredes, indicó que “El sitio de inspección de Teno es un centro de revisión e inspección fitosanitaria de fruta, dentro de un programa de pre embarque SAG – USDA/APHIS, el cual permite el ingreso de la fruta en forma directa a los supermercados a Estados Unidos, sin tener que pasar por una nueva inspección en destino. Es en estas instalaciones, y bajo estrictas condiciones de resguardo, donde se procede a revisar la fruta proveniente de distintas plantas frutícolas, tanto de la región del Maule como del norte y sur del país, bajo la normativa norteamericana, lo cual se traduce en una inspección conjunta entre funcionarios del USDA, designados en el recinto, e inspectores SAG”, indicó.

El Sitio de Inspección Fitosanitaria Teno, inaugurado el año 2010, cuenta con 8 mesas para revisión e inspección de muestras y 46 funcionarios operando, además de un laboratorio de entomología con avanzada tecnología.

Laboratorio de biología molecular

Este sitio de inspección cuenta con moderna tecnología de análisis para la determinación de especies consideradas de importancia cuarentenarias para el mercado norteamericano. Es así como cuenta con un moderno laboratorio de biología molecular, en el cual se desarrolla un trabajo fundamental para la aprobación de lotes bajo inspección fitosanitaria del SAG. Al respecto, el director regional indicó, “SAG y ASOEX vieron la necesidad de contar con una herramienta de última generación para el diagnóstico rápido a través de la técnica de la Reacción en Cadena de la Polimerasa en tiempo real  o PCR-rt, del grupo de especies denominados “chanchitos blancos”, los cuales constituyen una de las principales causales de rechazo en fruta para el mercado de Estados Unidos”, aseguró.

Este técnica permite la determinación de algunas especies de la familia Pseudococcidae o comúnmente denominados “chanchitos blancos” y Curculionidae o también conocidos como “burritos”, utilizando huevos o partes del insecto en estado inmaduro que se encuentran presentes en la fruta, permitiendo liberar rápidamente los lotes retenidos por presencia de estados inmaduros de insectos, los cuales no se pueden identificar fehacientemente con la técnica de taxonomía tradicional. Al respecto, el Encargado Regional del área técnica del SAG señaló que “esto facilita enormemente el proceso de inspección fitosanitaria ya que mejora el flujo de revisión de la fruta, elevando el nivel tecnológico y haciendo más competitivo el proceso de certificación fitosanitaria, permitiendo llegar al mercado norteamericano con la seguridad que este exige”.

Durante la última temporada los equipos de PCR-rt  han aprobado más de 37 mil cajas de fruta que sin esta técnica habrían sido rechazadas para EEUU.