Holanda triplicó su importación en cinco años

307

El consumo de arándanos en países europeos sigue en alza. Sin embargo, el mercado holandés parece ser el que ha mostrado más interés por el producto, de acuerdo a estimaciones que realiza la cadena de noticias CBS.

La investigación presenta cifras concretas, siendo una de las más destacadas el crecimiento de la compra de arándanos en supermercados en 250 %, si se compara con los números que se conocen desde el año 2013.

Esta tendencia de ingesta de arándanos se mantuvo en alza durante el primer semestre del 2018, según la CBS. De hecho, señalan que la mayor incidencia de compra se da durante el mes de mayo en todos los años analizados.

Pero hay otras berries que se han ganado un espacio en la mesa de los holandeses. Las groselias negras y rojas, además de las moras y frambuesas cada vez ganan más territorio dentro de la preferencia del mercado europeo.

Se sabe que este año la superficie de campo abierto de berries creció 11 %, por lo que se calcula de mil 930 hectáreas de terreno se utilizan para su cultivo. La CBS hace hincapié en que no se tomaron en cuenta las superficies cultivadas bajo cristal.

En el caso particular del arándano, su expansión supuso 17 % de terreno solo en 2017, mientras que en lo que va de año su cultivo se ha extendido a través de 970 hectáreas adicionales.

Buena imagen

La popularidad del arándano despegó en Holanda cuando se empezó a asociar su consumo con la buena salud. Tanto es así, que es considerada la tercera variedad de fruta con mayor producción de ese país, solo detrás de las ya tradicionales peras y manzanas.

Los Países Bajos lideraron en 2016 un ranking de mayor superficie de producción de arándanos en Europa. En ese territorio se contabilizaban 780 hectáreas de terreno para ese rubro, en comparación a su competidor más cercano, Polonia, que solo acumulaba 540 hectáreas.

Sobre los países a los que Holanda le compra más arándanos, la CBS sostiene que entre 2013 y 2014 España y Chile eran los mercados más beneficiados. Sin embargo, entre 2015 y 2016 la tendencia cambió, ya que Perú se llevó la mayor parte de las exportaciones hacia ese país europeo.