Jueves 23 de Mayo de 2019 / Semana 21

El interés de los grandes, medianos y pequeños mercados del mundo dan por hecho la creciente popularidad del arándano, un fruto que, prácticamente universal, luce cada vez más atractivo entre sus consumidores, esto gracias a sus propiedades medicinales y su alto contenido nutritivo.

Frente al panorama de crecimiento, tanto en la producción como en la demanda de este rubro, Perú ha sabido mover bien sus fichas para perfilarse como uno de los cultivadores de arándanos más importantes de la región latinoamericana.
Tales esfuerzos ya lo convierten en un destino atractivo de inversión, además de que ha experimentado una solidificación en su base de exportación de berries en un período de tiempo menor a diez años.
Perú cuenta con una capacidad de 8.500 hectáreas para la cosecha de arándanos.
Hasta 2017 aportó el 6% de la producción mundial de arándanos.

Sus condiciones de clima le permiten tener períodos de plantación un poco más cortos en comparación a otros países de la región.
La proyección de cosecha de arándanos peruanos se ubica en 150 millones de kilos anuales para el año 2023.

Objetivos de la Gira

La gira técnica por zonas del norte y sur del Perú, tales como Trujillo, Lima – ICA, Cañete, Pisco y Lima, tiene como propósito traer al frente, y de primera mano, los procesos y técnicas que se emplean en la nación andina para elaborar un producto con calidad de exportación.

En Trujillo se visitaran 2 fincas de alto nivel productivo en la zona más importante de producción de arándanos del Perú. Se verán diferentes variedades y sistemas de producción. En Lima se visitará el Centro de Investigación de Hidroponia de la Universidad Agraria La Molina. En Cañete, se visitará el vivero de la empresa internacional Fall Creek y en Pisco-Ica, se visitará una finca bajo condiciones salinas.

Noticias

Fotos de la Gira