Exportadores lamentan pérdida de algunos huertos tras granizada y dicen que aún no se puede saber si afectará ventas

Equipos técnicos de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile se encuentran evaluando la situación en frutas de carozo, arándanos, cerezas, kiwis y uvas de mesa

855

Tras las declaraciones del ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien confirmó la existencia de “consecuencias bastante graves” en diversos huertos agrícolas producto de la lluvia y los granizos de ayer, los exportadores de Frutas de Chile (Asoex) dieron un primer balance de la situación.

Así, el presidente de la asociación, Ronald Bown, informó que actualmente los equipos técnicos de las exportadoras se encuentran evaluando los efectos de las precipitaciones, especialmente de los granizos, ocurridos ayer lunes en la zona centro sur del país que afectaron especialmente las regiones de O’Higgins, Maule, Ñuble, Bío Bío y la Araucanía, con foco desde la ruta 5 sur hacia la pre-cordillera.

El dirigente señaló que si bien hay información de daños a nivel de huertos de arándanos, cerezas, carozos, kiwis y uva de mesa, en donde algunos productores, lamentablemente perdieron casi la totalidad de su producción.

De todas formas, recalcó que “aún es temprano para entregar datos más acabados que permitan saber con mayor precisión las dimensiones de éstos, y si afectarán de manera importante las exportaciones”.

Así, las primeras informaciones indican que en lo que respecta a carozos (duraznos, ciruelas, damascos y nectarines), las lluvias y granizadas podrían haber generado algún efecto en la variedades tardías que se encuentran en floración, influyendo también sobre la caída de frutos.

Por otro lado, en arándanos, huertos localizados principalmente en la precordillera del Maule Sur sufrieron el efecto de precipitaciones, pero especialmente de granizos, los cuales podrían haber ocasionado pérdidas por caída de frutos, daños en frutos, y pérdida y daño en hojas, situación que actualmente el Comité de Arándanos de Asoex se encuentra evaluando.

Cerezas

Respecto a las cerezas, el Comité de Cerezas de Asoex informó que hubo un importante impacto en los huertos ubicados en las zonas de Granero, La Punta y Mostazal principalmente.

Debido al evento climático, el Comité ha decidido atrasar su pronóstico -que se iba a publicar este jueves 15 noviembre-, hasta la próxima semana, donde se cuantificará el real impacto de este fenómeno. No obstante, hoy se estima una disminución en cerca de un 5% en las exportaciones de esta fruta.

Uva de mesa

En el caso de las uvas de mesa, desde el Comité de Uva de Mesa de Asoex, informan que se han recibido informaciones de daños, especialmente derivados de la caída de granizos en algunas comunas de O´Higgings.

En nuestro sector no hay un gran número de productores que cuenten con techos para proteger la fruta, como ocurre en una parte importante del sector de los arándanos y cerezas. En todo caso, la lluvia no nos preocupa tanto como las granizadas, pues estas últimas destrozaron racimos, botaron floraciones y fruta”, indicó Fernando Sat, presidente de dicho Comité.

La caída de granizo sobre los racimos, puede afectar a futuro la morfología y características de éstos, asimismo el impacto sobre la producción dependerá de la cantidad de granizo caído por metro cuadrado y el tamaño del mismo. Aunque es importante destacar que hay zonas afectadas, también es importante precisar que son bastante focalizadas, especialmente dentro de la Región de O´Higgins”, agregó.

Kiwis

A su vez, Carlos Cruzat, presidente del Comité del Kiwi de Chile, señaló que los daños mas significativos se produjeron por efecto del granizo, principalmente en la zona precordillerana de la Región de O´Higgins y del Maule Sur. Asimismo, precisó que se encuentran evaluando el daño en aquellos huertos afectados.

Además, el presidente de Asoex destacó que pese a la preparación del sector, el clima siempre es una variable impredecible. “Si bien, el sector está cada vez más preparado para enfrentar este tipo de situaciones climáticas, a través de la implementación de mejor infraestructura como son los protectores y techos en los cultivos, especialmente de arándanos y cerezas, lo concreto es que estos fenómenos ocasionan siempre algún tipo de daño en la producción, así como un mayor costo para los productores debido a la necesidad de intensificar las medidas para evitar que la fruta pierda su condición y calidad”, precisó.

Bown agregó que esperan tener para la próxima semana una evaluación completa respecto de los daños y definir mas precisamente sus efectos.