De 10 mil abejas reinas exportadas en 2015, se pasaron a más de 20 mil en 2017. Están libres de enfermedades y su genética única las hace mansas y productivas. Propiedades de la especie, han generado un gran mercado en Canadá, México y la Unión Europea, al que ahora se sumó Perú.

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), indica que sólo en los últimos tres años se han exportado más de 44.378 abejas reinas y 2.487 colmenas destinadas a apoyar la polinización de plantaciones agrícolas de relevancia.

El auge de este mercado no es casual. Así lo explica el Ministro de Agricultura, Antonio Walker. “Chile ha invertido muchos años y esfuerzo en construir el nivel de sanidad animal y apícola excepcional que hoy tenemos. El mundo reconoce este alto estándar sanitario y también la seriedad de nuestras instituciones oficiales, elementos claves que nos permiten exportar animales y abejas vivas a los mercados más sofisticados”.

De hecho, gracias a los programas de prevención y control del SAG para las principales enfermedades de las abejas, hoy Chile se encuentra declarado libre del escarabajo de la colmena (Aethina tumida), del ácaro asiático (Tropilaelaps clareae) y presenta niveles bajos prevalencia de Loque americana y Loque europea. Además, es el único país del continente donde las abejas se encuentran libres de africanización.