Consumo de arándanos por variedad?

2163

El tema no es menor, debido a que efectivamente los consumidores cada vez van refinando más su exigencia y el tipo de variedad de la fruta efectivamente da como resultante un producto de muy distinta condición y características.

En el contexto del último Seminario Internacional de arándanos, realizado en Guadalajara, México, el pasado 29 y 30 de junio, se compartieron muchas preguntas e ideas respecto al cultivo del arándano y el desarrollo de su industria.

Fue un encuentro muy participativo y de gran nivel de información y conocimientos.

Uno de los relatores principales, el doctor Bruno Defilippi, director del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile, INIA, sorprendió a los asistentes sugiriendo que el manejo de la fruta en post cosecha debía atender las características de la variedad a la que pertenece, e incluso, en el futuro inmediato podría darse un escenario en que las exportadoras o recibidoras de arándanos no se limiten sólo a discriminar entre los de procedencia orgánica o de cultivo convencional, sino que sus exigencias se extiendan a lo específico de la variedad de la fruta, porque implica manejar distintas cualidades, no sólo en lo que se refiere a apariencia externa o condición, o resiliencia al stress del transporte, sino que también porque los consumidores van avanzando en sus requerimientos y éstos apuntan al sabor, la textura y el dulzor, más que al tamaño u otras condiciones.

La advertencia fue relevante para el público mexicano asistente, ya que es un país que prácticamente cultiva un solo tipo de variedad: Biloxy. El tema no es menor, debido a que efectivamente los consumidores cada vez van refinando más su exigencia y el tipo de variedad de la fruta efectivamente da como resultante un producto de muy distinta condición y características.

La sugerencia de Defilippi, proviene de su experiencia como experto en post cosecha y es un llamado de atención a los productores y distintos actores de la cadena de la industria del arándano a poner más énfasis en la especificidad en la etapa de post cosecha – y en todas las etapas anteriores – para lograr mayor calidad de la fruta, mejor condición, textura, buen sabor y dulzor, y no traten al arándano de manera general, dirigiendo su preocupación sólo a conseguir un buen calibre de la fruta.

Seguramente esta discusión se retomará en el contexto del próximo Seminario Internacional que se realizará en Lima este 4 de agosto…

 Fuente: Blueberrieschile.cl – Blueberriesconsulting.com