Arándanos IQF y desafíos comunes para su procesamiento

Entre todos los segmentos del congelado, el arándano IQF se proyecta como el de más rápido crecimiento en los próximos años debido a la creciente demanda de las industrias de panadería y confitería de todo el mundo.

Congelar arándanos IQF es bastante fácil, pero hay desafíos que superar para marcar una diferencia en la rentabilidad.

Los desafíos son:

  • Deshidratación
  • Tallos, flores y hojas
  • Grietas
  • Apariencia
  • Brillo

El pretratamiento típico para los arándanos es el preenfriamiento, y luego el desagüe de manera eficiente para evitar el exceso de agua en la superficie del producto. El lavado es una práctica común para los arándanos cultivados, pero es raro lavar arándanos silvestres. Otro pretratamiento común  es el despalillado con un tambor rotativo.

La mayoría de los congeladores requieren que se remuevan las hojas de los arándanos antes de congelar. Si el flujo de aire está bien controlado en el congelador, puede ser tolerante a las hojas en lugar de soplarlas hacia el serpentín. Como las hojas vuelan más fácilmente cuando se enfrían, es importante controlar la velocidad del aire en el congelador.

Los tallos y las flores deben ser separados de la fruta, lo que se facilita bajando la temperatura, en algunos casos hasta -36C.  La temperatura exacta depende del tipo y tamaño del arándano. Los arándanos silvestres pequeños requieren temperaturas más frías.

El movimiento mecánico controlado durante la congelación, por ejemplo, la fluidización verdadera, separa las flores sueltas y los tallos de manera eficiente a una temperatura más alta. Además, la fluidización verdadera pule las bayas para una mejor apariencia.

Las grietas y quemaduras superficiales pueden ocurrir en la superficie de la baya debido al tiempo de congelación demasiado lento y/o al uso de bandas de malla metálica. Otra razón de las grietas es la humedad en la superficie del producto al introducirlo en el congelador. Una buena solución es prenfriar los arándanos en un enfriador de Baño de Agua y usar un cuchillo de aire en combinación con la zaranda para obtener un resultado uniforme sin grietas.

La deshidratación es a menudo un parámetro que no se tiene en cuenta a pesar de un aumento del rendimiento del 2 al 5%, lo que significa un aumento del beneficio anual del 2,5% sin gastar dinero adiconal en materia prima, energía eléctrica y mano de obra.

El OctoFrost como congelador de arándanos

El congelador OctoFrost™ está diseñado con múltiples zonas de congelación – cada una con velocidad de ventilador ajustable y por lo tanto fluidización controlada en el congelador. Con esta característica, el congelador es tolerante a las hojas y puede eliminar el exceso de éstas y separar los tallos y las flores de la fruta. Este proceso tiene lugar a una temperatura más alta y, por lo tanto, es menos costoso.

La velocidad de aire controlada reduce el consumo eléctrico en dos pasos. Menor consumo de energía para el funcionamiento de los ventiladores y menor consumo de energía en la planta de refrigeración para enfriar los ventiladores. Un ahorro del 30% en la factura eléctrica.

La aerodinámica del congelador de ocho esquinas es la solución para reducir la deshidratación durante la congelación.